La importancia de la presencia de los padres en la educación de sus hijos

Hoy en día hay muchos niños que han tenido excelentes resultados en sus escuelas, y esto se debe no solo al esfuerzo que ha dado el niño, sino al aporte de sus padres y representantes, y es que no se puede negar que cuando los padres están presentes, un niño tiene mejores calificaciones.

Quizás hoy en día muchos padres trabajan y no hay alguien que esté presente para reforzar la enseñanza que se da en la escuela, por ello muchos padres preocupados acuden a escuelas de apoyo docente después de clases, pero esto muchas veces no funciona porque lo que hace es saturar a los niños.

El tiempo que un padres dedica a sus hijos para hacer tareas de la escuela es un tiempo en el cual no solo aprenden académicamente, sino que también se transmiten valores y también se transmite amor, ya que es un tiempo en donde se pueden compartir muchas cosas.

Si como padre no dispones de este tiempo busca un espacio, que quizás a tu hijo no le importe que este sea después de cenar, lo importante es que este tiempo lo puedan tener y además de reforzar las enseñanzas académicas, también se refuercen los lazos afectivos que los unen.

 

Hijos bien educados serán adultos responsables

Es muy gracioso cuando hay padres que dicen que ellos a sus hijos les dan la mejor educación y luego resulta que los niños no tienen el rendimiento esperado, y es que la buena educación no depende solo del colegio donde estos estén, depende de otros factores.

Para que un niño tenga un desempeño destacado en una escuela hay que incentivarlo, hay que enseñarles la importancia del aprendizaje y si es posible recompensarlos siempre por las buenas notas obtenidas, por ello es que el padre siempre tiene que estar presente durante todo el proceso educativo.

A los hijos hay que enseñarles que las cosas se obtienen con esfuerzo, que es dedicación y constancia como se logra un buen aprendizaje, y esto les puede ayudar a tener un futuro prometedor, por ello niños que son acompañados en su aprendizaje inicial por sus padres serán niños que en el futuro serán responsables.

 

Hay que diferenciar educación académica de educación en casa

Algo que los padres deben tener muy claro es que hay una diferencia entre la educación que se imparte en las escuelas y la educación que se imparte en casa, y es que aunque las dos pueden ir de la mano, cada una es de vital importancia.

Pero si quieres que tus hijos aprendan cosas elementales para la vida, como valores, entonces es importante que tú estés presente y que en todo momento les guíes, porque hay que recordar que tú como padre eres el principal ejemplo a seguir para tu hijo.

Así que si quieres ser un buen padre, preocúpate por su educación, acompáñalo en todo ese proceso, se un padre responsable que visita su escuela, que se preocupa de los contenidos programáticos de cada materia que cursa, preocúpate y ocúpate en todo tiempo de todo lo que se relaciones con tu hijo, en especial de su educación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *